Arcoíris

La “belleza poética” y la física

Esta semana en la radio me ha dado por hablar de un tópico que, al menos yo, he oído muchas veces. El tópico dice que conocer la explicación física, o racional, de algunas cosas le quita belleza.

Lo primero es dejaros el audio, después pondré una interpretación libre en formato texto para el que le guste más la lectura.

Ir a descargar

Evidentemente no estoy en absoluto de acuerdo. Yo creo que siempre suma, y para ello utilizaré el ejemplo del Arcoiris y sus colores.

¿Cómo se forma el Arcoíris?

Supongo que estáis de acuerdo en un arcoíris es algo muy bonito, e incluso han inspirado más de una poesía. Bien, pues vamos a intentar destrozar el espectáculo.

Lapiz dentro de un vaso de agua

Lápiz dentro de un vaso de agua

El arcoíris se produce por un fenómeno que sufre la luz al cambiar de medio. Al pasar del aire al interior del agua, o un vidrio. Este fenómeno se conoce como refracción, y todos lo hemos observado cuando vemos cómo parece que la cuchara se dobla al meterla en un vaso de agua.

La cantidad que se “dobla” la luz al cambiar de medio depende de la longitud de onda, es decir, del color. Con lo que al cambiar de medio lo distintos colores comenzarán a separarse. Esto es lo que se produce cuando la luz blanca atraviesa un prisma, ya que la luz blanca es la mezcla de todos lo colores. Sí como en la portada del disco de Pink Floyd “The Dark Side of the Moon”.

Prisma actuando sobre la luz blanca en el disco

Prisma actuando sobre la luz blanca en el disco “Dark Side of the Moon”

Este mismo efecto es el que forma el arcoíris. El arcoíris no es más que la segunda refracción de la luz en la gotitas de agua en suspensión. Es decir, la luz entra con cierto ángula en las pequeñas esferas que forman estas gotitas de agua. De esta forma se desvía la luz y se separan un poco los colores. Una vez dentro de la gotita, cuando llega a la parte trasera, parte de la luz se reflejará quedándose dentro de la gotita y volviendo hacia la parte delantera, donde una vez más vuelve a ocurrir el mismo fenómeno, parte se reflejará pero parte de la luz volverá a cambiar de medio separándose aún más los colores. Y es esta segunda refracción la que vemos en forma de bonitos arcoíris.

Esquema del camino recorrido por la luz en una gota de agua. Y formación del arcoíris (Crédito:wikipedia)

Esquema del camino recorrido por la luz en una gota de agua. Y formación del arcoíris (Crédito:wikipedia)

Y para los que llegados a este punto piensen que le esto le quita belleza al asunto, les diré que no solo se puede reflejar una vez sobre la parte trasera de la gota, sino que puede volver a rebotar y volver a salir por delante formando un arcoíris doble. Este segundo arcoíris es mucho más tenue, ya que en cada rebote se pierde luz (parte se refleja y parte cambia de medio). Así que gracias a esto podemos estar atentos a ver si somo capaces de ver un fenómeno aún más bonito como es un arcoíris doble.

Y no solo eso, si pensamos en lo dicho veremos que para ver el arcoíris, el Sol deberá estar a nuestra espalda. Así que cuando veamos que está dejando de llover y empiezan a salir los primeros rayos de Sol, ya sabemos la dirección en la que tenemos que mirar para poder buscar el arcoíris. Con lo que siendo pragmáticos veremos que gracias a saber cómo se forman, tenemos más opciones de disfrutar de este maravilloso espectáculo.

¿Nos seguimo leyendo?

@guardiolajavi

Anuncios